Trampa Tria Feromonas

La trampa BIOSUR TRIANGULAR es de un polímero plástico que no emite olores al calentarse por el efecto del sol, y soporta los rayos ultravioleta, con una vida media de 6 a 7 años.

De color blanco, forma un tejadillo sobre una base, con dos ventanas laterales por donde penetran los insectos a su interior. Sobre la base de las ventanas se deslizan las láminas pegajosas, quedando perfectamente incrustadas.

Esta trampa va provista de un colgador de alambre especial. Este tipo de trampa se utiliza siempre que el número de insectos no sea muy elevado, ya que es una trampa de poca capacidad; empleándose principalmente para el seguimiento de las curvas de vuelo de numerosos insectos.

La trampa BIOSUR TRIANGULAR incorpora láminas pegajosas sustituibles, de gran sensibilidad para la captura. Los insectos quedan atrapados en el adhesivo de la lámina, de forma que pueden ser fácilmente contados. También se utiliza para controlar la efectividad del tratamiento de la lucha por confusión sexual de las plagas de polilla.

En zonas secas es menos efectiva, ya que el polvo contamina la lámina pegajosa.